Sólo Siria e Irak tienen más muertes por conflicto armado que México: Informe

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

A pesar del uso intensivo de soldados como apoyo a la seguridad pública, un estudio reciente ha clasificado a México como el tercer país del mundo con la mayor cantidad de muertes como consecuencia del conflicto armado, sólo superado por Siria e Irak, países azotados por una guerra civil.

El 20 de mayo, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por sus iniciales en inglés) publicó su más reciente informe sobre conflicto armado. El informe ubicó a México como el tercer país del mundo con la mayor cantidad de muertes por el conflicto armado, con 15.000 registradas en 2014. Siria e Irak ocuparon el primer y segundo lugar, con 70.000 y 18.000 muertos respectivamente.

A pesar del amplio debate sobre si la guerra contra las organizaciones criminales de México clasifica como un “conflicto armado” bajo los estándares de la legislación internacional, sin lugar a dudas el país depende en gran medida de sus fuerzas militares para enfrentar a los grupos criminales.

Según un nuevo informe de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), en el país actualmente hay 45.000 soldados desplegados en 1.500 operaciones de seguridad cada día, informó El Universal.

Según El Universal, el informe de SEDENA indica que los soldados deben permanecer en las calles para combatir la inseguridad y el crimen organizado “hasta que las instituciones responsables de esta tarea sean capaces de cumplir con su función, que a la fecha no cumplen”.

Según los documentos de SEDENA, en promedio los soldados serían víctimas de un ataque cada día. Desde que Enrique Peña Nieto llegó a la presidencia en diciembre de 2012, se han presentado 905 ataques contra las fuerzas militares y han muerto 58 soldados y 298 más han resultado heridos.

Análisis de InSight Crime

Cuando Enrique Peña Nieto se posesionó como presidente prometió que reduciría el papel de los militares en la seguridad interna, una política normalmente asociada con su predecesor, Felipe Calderón.

Sin embargo, a juzgar por el gran número de soldados desplegados en el país, la administración de Peña Nieto se ha seguido apoyando fuertemente en las fuerzas militares —la más reciente acción consistió en enviarlas al estado de Jalisco—.

Peña Nieto propuso inicialmente crear una gendarmería de 40.000 efectivos, con el fin de depender menos de las fuerzas militares. Sin embargo, el progreso en este sentido ha sido muy lento, y en junio de 2014 apenas unos 5.000 miembros de la gendarmería iniciaron operaciones.

VEA TAMBIÉN: Perfiles y noticias de México

El uso de las fuerzas militares en la seguridad interna de México ha generado preocupaciones sobre violaciones a los derechos humanos por parte de los soldados. Los críticos afirman que esto es inevitable, ya que los soldados no están entrenados para patrullar a la comunidad, sino para luchar contra sus enemigos y ejercer control territorial. Sin embargo, los militares mexicanos afirman que cada vez son menos los soldados acusados de violaciones a los derechos humanos. El informe de SEDENA al que hace referencia El Universal también indicaría algo similar y señala que las denuncias de abusos a los derechos humanos relacionadas con soldados disminuyeron 62 por ciento entre 2012 y 2015.

Sin embargo, e incluso con grandes cantidades de soldados desplegados en las calles de México, el informe del IISS sugiere que el país todavía tiene un largo camino por recorrer en la lucha contra la violencia y la mejora de la seguridad para sus ciudadanos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn