Tiroteo por cargamento de droga deja 17 muertos en Honduras

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

17 personas murieron en un tiroteo, en un aislado centro del narcotráfico a lo largo de la costa Mosquitia, en Honduras, en un enfrentamiento por más de 700 kilos de cocaína, el cual involucró a grupos hondureños, nicaragüenses y mexicanos.

Mientras que el Ministerio de Defensa de Honduras anunció que habían confirmado la muerte de cuatro presuntos narcotraficantes, los fiscales dijeron que tenían información extraoficial que señalaba la muerte de un total de 17 muertos, entre ellos mujeres y niños, informó Proceso Digital.

Según el ejército, el tiroteo se desató después de que un grupo de 40 hombres, dirigidos por un narcotraficante nicaragüense, alias “El Muco”, se enfrentara a uno hondureño, Fredy Avila, por un envío de hasta 700 kilos de cocaína, informó La Prensa.

Se cree que El Muco, identificado en algunos informes como Víctor Francisco Centeno, y en otros, como Juan Carlos Villalobos, hace parte de los muertos.

Análisis de InSight Crime

La región de la costa Mosquitia, en gran parte compuesta por población indígena, se ha convertido en un lugar popular para los narcotraficantes gracias a su aislamiento y débil presencia estatal. La región se ha convertido en un centro de tránsito para los vuelos de drogas que llevan cocaína con destino a Estados Unidos -alrededor de un 79 por ciento de los cuales se detienen en Honduras, según el Departamento de Estado– y también para los envíos que llegan por vía marítima.

Aunque la información sobre lo que desató la violencia sigue siendo escasa, parece probable que fue causada por “tumbadores” -grupos que roban cargamentos de cocaína de sus rivales-, los cuales son frecuentes a lo largo de las rutas del narcotráfico en Centroamérica.

La presencia de los nicaragüenses y la proximidad a la frontera con Nicaragua sugieren que los grupos implicados actuaban como “transportistas” -organizaciones criminales locales contratadas para mover cargamentos a través de su territorio-, mientras que la presencia de al menos un mexicano sugiere que el envío podría haber pertenecido a uno de los carteles mexicanos, que a su vez pudo haber mandado a un emisario para supervisar el intercambio.

No obstante, InSight Crime se ha enterado que los grupos criminales hondureños están surgiendo cada vez más como traficantes en sí mismos, por lo que también es posible que el cargamento perteneciera a los hondureños, los cuales pudieron reaccionar a un intento de robo o cayeron en una disputa con el grupo que entregó su cocaína.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn