Tráfico de fentanilo atiza guerra de carteles en el centro de México

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Cinco carteles supuestamente se están disputando el control del tráfico de fentanilo en el estado de Zacatecas, una señal de que el tráfico de este peligroso opioide sintético en México está más extendido de lo que se pensaba.

A comienzos de febrero, el secretario de seguridad pública de Zacatecas Ismael Camberos Hernández aseguró, en declaraciones retomadas por el diario El Universal, que 90 por ciento de los homicidios en el estado podían atribuirse a conflictos entre grupos criminales, que según se dice están envueltos en una disputa a cinco bandos, que se intensificó durante el último año.

Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de México, el número de homicidios registrados en el estado de Zacatecas se disparó a 666, más del doble de los 280 homicidios reportados una década atrás.

VEA TAMBIÉN: El fentanilo entra a la oferta de heroína en Tijuana, México

Cuántos de estos homicidios pueden atribuirse directamente al tráfico de fentanilo es una pregunta difícil de responder. Sin embargo, tres decomisos importantes del opioide sintético realizados en las carreteras del estado el año anterior indican que Zacatecas es un punto de tránsito importante para el tráfico de esta sustancia.

En 2018, la Fiscalía del estado también comenzó a usar equipos de cromatografía, capaces de detectar e identificar muestras de fentanilo, para ayudar a combatir el tráfico, informó Televisa.

Pero los esfuerzos por contener el tráfico de fentanilo en el estado se han visto impedidos por una grave falta de agentes de policía. Cinco municipios de Zacatecas no tienen presencia policial alguna, de acuerdo a investigaciones de medios locales, lo que crea un vacío de seguridad que los actores ilegales pueden aprovechar.

Análisis de InSight Crime

Según una investigación de InSight Crime en 2019, el narcotráfico es un motor de violencia alrededor de los puertos de México sobre el Pacífico y en su frontera noroeste con Estados Unidos. Un informe de la Agencia de Investigación Criminal de 2019 al que tuvo acceso El Universal también identificó 13 rutas usadas para el trasiego de fentanilo, todas a lo largo de la costa Pacífica de México.

A primera vista, la ubicación de Zacatecas, en el interior del país, parece ir contra esta tendencia, pues se desvían las rutas de tráfico hacia el este. Pero el estado está atravesado por dos importantes autopistas, que incluyen un tramo de la Autopista Panamericana, que conecta a Centroamérica con la frontera con Estados Unidos, y la Carretera Federal 54, que conecta el estado de Colima, sede de Manzanillo, el puerto con mayor tráfico de México, y la frontera con Estados Unidos en el estado de Tamaulipas.

Al mismo tiempo, Zacatecas limita con otros ocho estados mexicanos, entre los que están dos estados limítrofes, y el eje industrial del país en Guanajuato. Tomado todo en conjunto, se infiere que la posición central del estado lo ha convertido en un centro de distribución importante para el fentanilo que se dirige a Estados Unidos.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de México

El tráfico de fentanilo en México está dominado por dos carteles: el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cartel de Sinaloa. Ambos grupos tienen presencia en Zacatecas como parte de sus operaciones criminales de mayor envergadura, que incluyen la importación y contrabando de fentanilo al otro lado de la frontera estadounidense. Pero en Zacatecas, también se les suman el Cartel del Golfo, además del Cartel del Noreste y los Talibanes, ambas ramificaciones de los Zetas.

Aunque es muy volátil, esta lucha de poderes de cinco bandos no es una completa sorpresa. El fentanilo puede ser 50 veces más potente que la heroína, lo que permite a los grupos criminales traficar cantidades relativamente pequeñas sin las sofisticadas redes de producción y tráfico que demanda el tráfico de heroína o cocaína. Aunque el fentanilo aún no reemplaza a la heroína, la expansión de su tráfico a un nuevo territorio confirma que este se ha convertido en una de las mayores economías criminales de México.

Así, la situación que se vive en Zacatecas no es necesariamente única. De hecho, un decomiso de fentanilo en Chihuahua a comienzos de este año demuestra que las rutas de tráfico se están expandiendo más allá de la costa hasta afectar estados del interior y limítrofes. Si otros grupos criminales quieren entrar a competir en el impredecible negocio del fentanilo en otros lugares claves, es posible que la dinámica de violencia en Zacatecas siga repitiéndose en otros lugares de México.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn