Calor Calor

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Calor Calor es una de las pandillas más poderosas de Panamá, junto con Bagdad, y ambas se enfrentan ferozmente por el control territorial. Calor Calor está conformada por numerosas pandillas de jóvenes que se unieron para hacerle frente a la persecución de otros grupos.

Si bien las pandillas panameñas participaban anteriormente en crímenes menores, hoy en día Calor Calor se dedica a proveer transporte de drogas y otros servicios paraa las organizaciones de tráfico transnacional.

Historia

La actual estructura de Calor Calor se conformó cuando la poderosa pandilla de “tumbadores” denominada Unión Soviética —de donde surgió Badgad— comenzó a diezmar otras pandillas juveniles. Estas se unieron en Calor Calor, lo cual les permitió a los jóvenes contar con la protección de una organización más grande y estructurada.

Su principal actividad es el transporte de drogas para grupos del crimen organizado más estructurados, y Calor Calor gestiona las rutas del narcotráfico y la logística. Los pandilleros son a su vez subcontratados para llevar a cabo asesinatos a sueldo y el robo de drogas, y para  proveer seguridad a los cargamentos de droga.

Calor Calor es actualmente uno de los dos principales conglomerados de pandillas en Panamá, junto con la organización rival Bagdad. Las disputas territoriales entre los dos grupos se han expandido de la capital, Ciudad de Panamá, a la provincia de Panamá Oeste, al otro lado del canal.

Se cree que entre Bagdad y Calor Calor tenían más de 2.000 miembros en el año 2014.

Liderazgo

El actual líder de Calor Calor es presuntamente Dangelo Ramírez Ramea, aunque él ha negado ser el cabecilla del grupo.

En el 2005, Ramírez Ramea presuntamente participó en el robo de US$2.5 millones del Banco Internacional de China en la zona franca de Colón. Él fue capturado en el 2009 durante una operación en la cual se incautó US$1 millón en efectivo, y fue supuestamente recapturado en el 2011 y acusado de cometer crímenes en el extranjero como parte de una red de crimen organizado internacional vinculada con el tráfico de drogas. Ramírez Ramea también ha sido investigado por lavado de dinero, extorsión y otros crímenes.

En el año 2015, el presidente Juan Carlos Varela describió a Ramírez Ramea como uno de los criminales más peligrosos del país, y ese año fue por un corto tiempo uno de los seis reclusos en la prisión de máxima seguridad de Punta Coco. Sin embargo, en junio de 2016 fue absuelto de los cargos de lavado de dinero y se le retiró la custodia.

José Cossio también ha sido considerado como el jefe de Calor Calor. Él ha estado en prisión en Panamá desde el 2015.

Cossio presuntamente participó en el robo del Banco de China en el 2005, y en el 2010 fue arrestado en Estados Unidos por posesión e intención de distribuir cocaína. Tres años después fue vinculado con la incautación de 191 kilogramos de cocaína en la región metropolitana de Panamá. También se sospecha que Cossio asesinó a la candidata de Panamá en un concurso de belleza en el 2014.

Dos meses después de haber ingresado a la prisión La Joya en el 2014, él escapó a Costa Rica con su cómplice costarricense alias “Kike el Tico”. El Siglo reportó que aparentemente se pagaron grandes sobornos para lograr su fuga.

Cossio fue capturado en Costa Rica y extraditado a Panamá en el 2015. Fue recluido temporalmente en la prisión de Punta Coco, y luego fue transferido a otra instalación debido a asuntos de derechos humanos.

Geografía

El bastión de Calor Calor es el distrito de San Miguelito en Ciudad de Panamá. La pandilla también tiene presencia en los barrios capitalinos de El Chorrillo, Santa Ana, Calidonia y Río Abajo, y especialmente en Colón, la segunda zona franca más grande del mundo, localizada en el lado caribeño del canal de Panamá.

Los miembros de Bagdad y Calor Calor son a menudo encontrados en cercana proximidad los unos de los otros. Calor Calor ha intentado meterse en el territorio de Bagdad en Panamá Oeste, lo que ha causado violentos enfrentamientos entre los dos grupos. Los bloques rivales supuestamente llegaron a un inestable pacto, mediante el cual decidieron que‘Bagda’ mantendría el control del distrito de La Chorrera, y‘Calor Calor el control del distrito de Arraiján.

El tránsito de droga a lo largo de la costa de Panamá Oeste es donde las dos pandillas proveen servicios para organizaciones de tráfico y roban cargamentos de estupefacientes.

Calor Calor también envía sus miembros a las áreas selváticas en la frontera para que administren las rutas de narcotráfico.

Aliados y enemigos

Calor Calor se originó como un conglomerado de varias pandillas juveniles, y continúa con esta estructura. Su principal rival es Bagdad, otro bloque criminal. Estas son las dos pandillas locales más grandes de Panamá.

Perspectivas

Si bien las pandillas locales han incrementado su participación en el tráfico transnacional de drogas, lo más seguro es que por el momento sigan subordinadas a actores criminales mexicanos y colombianos. Sin embargo, su creciente poder podría generar las condiciones propicias que les permitan desarrollar sus propias redes de tráfico en el futuro. La expansión de los grupos locales también depende de la efectividad de las estrategias del gobierno panameño, entre las que se encuentra un plan de amnistía para criminales jóvenes, pero fuertes medidas judiciales para aquellos que no abandonen las pandillas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+