Carvajal es recibido por el presidente Nicolás Maduro

Un exjefe de inteligencia de Venezuela acusado por tráfico de drogas y por vínculos con la guerrilla de Colombia de las FARC ha sido puesto en libertad pocos días después de su arresto en Aruba, ilustrando la impunidad que gozan los funcionarios venezolanos con lazos con el gobierno.

El 27 de julio, el gobierno de los Países Bajos ordenó la liberación del exjefe de Inteligencia Hugo Armando Carvajal Barrios, quien fue deportado a Venezuela y recibido por el presidente, Nicolás Maduro, el mismo día, informó El Universal. Carvajal fue detenido a petición de Estados Unidos en la isla de Aruba el 23 de julio.

La liberación de Carvajal se produjo después de que el gobierno de los Países Bajos enviara una carta al fiscal mayor de Aruba, indicando que el exjefe de Inteligencia -que en enero fue nombrado cónsul de Venezuela en Aruba, pero cuyo cargo aún tenía que ser aprobado por los Países Bajos- tenía inmunidad diplomática.

El gobierno de Estados Unidos acusó a Venezuela de amenazar a los Países Bajos y Aruba con el fin de lograr la liberación de Carvajal. Venezuela suspendió los vuelos con destino a Aruba y a otros a territorios holandeses del Caribe el 25 de julio, pero permitió que los vuelos se reanudaran el día siguiente.

Aruba es un territorio autónomo de los Países Bajos, es decir, el país tiene control sobre sus asuntos internos, pero se remite a los Países Bajos en materia de defensa y relaciones exteriores.

Análisis de InSight Crime

Carvajal se desempeñó como jefe de Inteligencia Militar de Venezuela entre 2004 y 2011, y en 2008 fue incluido en la lista negra por el gobierno de Estados Unidos, que afirmó que había proporcionado armas a las FARC y protegido sus cargamentos de droga. Según los informes Carvajal también pertenece al Cartel de los Soles, un grupo de oficiales militares de alto nivel involucrados en el tráfico de cocaína, y según el gobierno de Estados Unidos cooperó con el Cartel del Norte del Valle de Colombia (véase abajo la acusación).

Otros presuntos miembros del Cartel de los Soles también han sido añadidos a la lista negra de Estados Unidos, incluyendo a dos gobernadores que antiguamente sirvieron como ministros de Defensa y de Interior, un exgeneral, otro exjefe de inteligencia y otros dos funcionarios. Según un exjuez del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela que se convirtió en informante de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), el gobierno del difunto expresidente Hugo Chávez tenía estrechos vínculos con el crimen organizado, y numerosos oficiales militares protegieron y transportaron cargamentos de cocaína durante su administración.

VEA TAMBIÉN: Perfil del Cartel de los Soles

Que Carvajal haya logrado escapar por poco indica que está a salvo sólo mientras un gobierno chavista siga en el poder. Los Países Bajos han indicado que Carvajal será arrestado si vuelve a poner pie en su territorio, y si el régimen venezolano actual pierde el poder, Carvajal y sus asociados probablemente serán extraditados a Estados Unidos. Sin embargo, mientras esto sucede, es probable que el presidente continúe brindando protección a los funcionarios aliados, especialmente si poseen información que podría incriminar a su administración.