500 soldados mexicanos se reubicarán en Ciudad Mier.

El Secretario de Defensa de México dice que el ejército enviará a 500 soldados a Ciudad Mier en el turbulento estado de Tamaulipas a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, una muestra de que el gobierno mexicano seguirá usando al ejército como medida provisional en la lucha contra el crimen.

Según Infodefensa, por lo menos 500 soldados del 25° batallón de caballería del ejército mexicano, desplegados originalmente en la 17° zona militar de Querétaro, serán enviados allí como refuerzo de seguridad. Esta será la primera vez en cuatro años que Ciudad Mier tiene presencia del ejército.

Milenio informó que la decisión busca apuntalar los esfuerzos de los gobiernos federal, estatal y municipal para combatir el crimen organizado y devolver la seguridad a la región, una zona que padece una cruenta lucha entre varias organizaciones criminales rivales.

La decisión se da pocos días después de la investidura del presidente estadounidense Donald Trump, quien ha señalado que reforzará la seguridad —y posiblemente un gran muro— a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos.

Ciudad Mier hace parte de lo que se conoce como Frontera Chica. Es esencial para el tráfico ilegal a Estados Unidos y alberga la cuenca Burgos, el principal campo de gas natural de México.

Desde que el gobierno mexicano inició un ataque más frontal contra los grupos narcotraficantes en diciembre de 2006, Tamaulipas se ha convertido en uno de los estados más violentos del país, con la lucha entre los Zetas, el Cartel de Sinaloa, el Cartel del Golfo y la Familia Michoacana por el control de estas rutas de tráfico.

Análisis de InSight Crime

La decisión demuestra que el ejército sigue siendo la única opción para la administración del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, pese a la evidencia de considerables fallas en las iniciativas militarizadas para luchar contra el crimen organizado en todo el país. Aunque pueden tener impactos positivos en el mejoramiento de la seguridad local a corto plazo, las actividades criminales muchas veces son trasladadas a otras zonas o restablecidas una vez el ejército desocupa las zonas.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Con Trump, también es posible que Estados Unidos refuerce la frontera. El congreso estadounidense asignó US$750 millones al Triángulo Norte para "ayuda en desarrollo, programas económicos, financiación y adiestramiento militar, y programas globales de salud y seguridad".

Lo más probable es que parte de ese dinero se destine a iniciativas de seguridad fronteriza. También harán parte de un esfuerzo más amplio por trabajar con México para contener la afluencia de migrantes centroamericanos desde la región hacia el norte.