Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", es el tercer comandante en la historia de casi 50 años de las FARC. De los tres, Timochenko tiene el pasado más misterioso.

Historia

Algunas fuentes dicen que es un médico entrenado, pero no hay evidencia de sus estudios. La mayoría dice que es oriundo de Quindío, un departamento cafetero en el centro de Colombia que vivió algunos de los peores momentos de la violencia política del país durante un levantamiento que comenzó en 1940 y terminó poco antes de que grupos como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) surgieran a mediados de los años sesenta.

Timochenko fue entrenado en Cuba y en Rusia, su nombre de guerra fue elegido presumiblemente en honor de Semyon Timoshenko, un famoso general soviético durante la Segunda Guerra Mundial. El ascenso de Timochenko a través de las filas de las FARC se dio en algunas de las zonas de influencia del grupo más importantes estratégicamente. Se cree que comenzó su carrera en las FARC en el departamento de Antioquia, el cual se encontraba devastado por la violencia, antes de trasladarse a la región del Magdalena Medio en el centro de Colombia.

Ambas zonas de Colombia vieron a la guerrilla hacer frente a una tremenda presión por parte de grupos militares y paramilitares en los años ochenta. Presuntos simpatizantes de la guerrilla fueron masacrados por paramilitares derechistas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), y presos por la paranoia, algunos de los comandantes locales de las FARC realizaron una brutal purga dentro de sus propias filas, hasta que Timochenko intervino y tomó el control. Este mito ha alimentado su reputación como un político radical y de mano dura dentro de las FARC.

En 1993, Timochenko fue el jefe de Bloque Magdalena Medio, que se cree, era una de las divisiones guerrilleras mas difíciles de comandar. Poco después, fue llamado al Secretariado de las FARC, la unidad de mando conformada por siete líderes del grupo.

Timochenko asumió el poder del grupo tras la muerte en noviembre de 2011 del entonces comandante de la guerrilla, "Alfonso Cano"

Timochenko es conocido por sus habilidades militares, y aunque tiene algo de experiencia en la gestión de contactos internacionales en Venezuela, ha confiado esta labor a Luciano Marín, alias "Iván Márquez”, dadas sus habilidades en lo relativo a lo diplomático e internacional, ya que este último es el jefe del Frente Internacional de las FARC. Timochenko también tiene experiencia como jefe guerrillero de inteligencia y contrainteligencia, algo que él necesita para mantenerse enterado de lo que sucede en su círculo íntimo.

Actividades criminales

Timochenko es buscado por las autoridades de Estados Unidos por cargos de tráfico de drogas, pero las FARC afirman que su participación en este comercio se limita a gravar a los cocaleros.

Geografía

Desde que dejó el Bloque Magdalena Medio, Timochenko ha operado en su mayoría desde la zona noreste de Colombia, a lo largo de la frontera con Venezuela. Esta región ha crecido en importancia para los guerrilleros durante los últimos 15 años por dos razones: el crecimiento de las FARC como una organización narcotraficante, y la aparición de elementos en Venezuela como socios en actividades criminales e insurgentes.

Aliados y enemigos

Las FARC tienen alianzas tanto con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) como con los grupos criminales conocidos como Bacrim (acrónimo de "bandas criminales"). Las FARC han participado en operaciones conjuntas con el ELN y algunos de sus frentes colaboran con las Bacrim en el tráfico de drogas.

Perspectivas

Bajo el mando de Timochenko, las FARC han entrado en la primera ronda de conversaciones formales de paz con el gobierno colombiano desde hace más de una década. Sin embargo, Estados Unidos ofrece una recompensa de US$5 millones por Timochenko, y aún no es claro si las autoridades estadounidenses pedirán su extradición si las FARC se desmovilizan.