Gilberto Aparecido dos Santos, alias “Fuminho”

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Gilberto Aparecido Dos Santos, alias “Fuminho”, es uno de los cabecillas de la organización criminal más numerosa y con mayor poder en Brasil: el Primer Comando Capital (Primeiro Comando da Capital – PCC).

Supervisa el movimiento de armas y cocaína desde Bolivia y Paraguay a los estados de Brasil bajo el control de la pandilla. En general, se considera que Fuminho es el principal cabecilla del PCC por fuera de prisión, y el segundo al mando después de Marcos Willians Herbas Camacho, alias “Marcola”, quien dirige la organización desde diferentes prisiones desde 2002. Fue arrestado en Mozambique en abril de 2020.

Historia

Aunque no es claro si alguna vez fue iniciado oficialmente para ingresar al PCC, Fuminho trabaja con Marcola desde comienzos de los noventa, cuando subsistía asaltando bancosrobando autos. Fuminho se escapó de la prisión Casa de Detenção en 1999, por el tiempo en que Marcola ascendía en la jerarquía del PCC.

Luego de su fuga, Fuminho huyó de Brasil. Pero su paradero oficial no se confirmó hasta 2008, cuando usó una identificación falsa para ingresar a Bolivia. Al parecer, Fuminho se estableció en Bolivia antes de eso, y pasó la década desarrollando una base de operaciones en la región cocalera de Chapare. Allí, Fuminho pudo entrenar a miembros del PCC y supervisar el transporte de armas y pasta base de cocaína a través de Paraguay hasta los estados brasileños de Ceará, Pernambuco y Santa Catarina, entre otros.

En febrero de 2014, Fuminho planeó liberar a Marcola de la prisión Presidente Venceslau, en las afueras de São Paulo, usando un helicóptero pintado con insignias militares. Pero las autoridades descubrieron el plan y reubicaron a Marcola y a otros reclusos del PCC.

Ese mismo año, Fuminho estuvo a punto de ser arrestado, después de que la policía de São Paulo desarticulara una estructura de lavado de dinero en la que participaban unos 40 miembros del PCC. Uno de ellos, Wilson José Lima de Oliveira, “alias Neno”, huyó a la casa de Fuminho en Florida. La DEA estuvo a punto de allanar la propiedad cuando este y Neno abordaron un avión hacia Panamá.

Fuminho pasó a ser el segundo al mando a comienzos de 2018 tras la caída de varios pandilleros de alto rango del PCC. En febrero de ese año, Fuminho dispuso la ejecución de Rogério Jeremias de Simone, alias “Gegê del Mangue”, y de Fabiano Alves de Souza, alias “Paca”, que estaban robando dinero de la organización y lo habían utilizado para adquirir vehículos y propiedades a su nombre. En el mismo mes, Elton Leonel Rumich da Silva, alias “Galán”, quien ayudaba a supervisar el traslado de armas y narcóticos a su paso por Bolivia y Paraguay, fue detenido en Río de Janeiro, lo que aseguró la posición de Fuminho como una de las tres cabezas del PCC.

En 2018, Fuminho planeó un segundo intento de sacar a Marcola de prisión. Este, según funcionarios del gobierno, implicaba cortar el servicio eléctrico en las zonas circundantes, aterrizar un helicóptero en las puertas de la prisión y llevar a Marcola hasta una pista de aterrizaje local para trasladarlo a Paraguay o Bolivia. Sin embargo, cuando los funcionarios de la prisión supieron del plan, trasladaron rápidamente a Marcola y a otros miembros del PCC recluidos allí.

Geografía

Durante mucho tiempo fue difícil establecer el paradero exacto de Fuminho. La mayoría de los reportes lo ubican en la región de Chapare en Bolivia, con viajes de trabajo ocasionales a los estados brasileños de Mato Grosso do Sul y Minas Gerais. Sin embargo, también ha habido informes de que en 2019 Fuminho salió de Bolivia hacia Paraguay, donde la influencia del PCC es más fuerte y donde puede vigilar más de cerca el transporte de narcóticos hacia Mato Grosso do Sul. Pese a eso, mantiene control de gran parte de la actividad de tráfico de armas y estupefacientes en el este de Bolivia, en Paraguay y en casi todos los estados brasileños.

Sorprendentemente fue encontrado en Mozambique, África, y arrestado en abril de 2020.

Aliados y enemigos

Fuminho se mantiene leal a Marcola, de quien recibe órdenes desde la cárcel. Pero al ser Fuminho el miembro más importante del PCC por fuera de prisión, ha demostrado cierta libertad para operar con independencia de Marcola, como cuando ordenó las ejecuciones de Gegê del Mangue y de Paca.

La presencia de Fuminho en Bolivia se ha apoyado en conexiones con representantes de ese gobierno, autoridades carcelarias y fuerzas de orden público. También está consolidando una relación con la ‘Ndrangheta, el grupo mafioso italiano que se reunió con él en 2016 y 2017 para negociar cargamentos hacia Europa.

Fuminho tendrá enemigos entre el Comando Rojo (Comando Vermelho) y el Tercer Comando de la Capital (Terceiro Comando da Capital, TCC), que operan en Río de Janeiro.

Perspectivas

Aunque intentó evadir su captura—los funcionarios dicen que se llevó los registros de sus huellas dactilares cuando escapó en 1999— fue arrestado en abril de 2020 en Mozambique.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn