Cartel de Juárez

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

A lo largo de su extensa y turbulenta historia, el Cartel de Juárez ha sido responsable del envio de miles de toneladas de narcóticos de México a Estados Unidos. La intensa rivalidad del grupo con el Cartel de Sinaloa ayudó a convertir a Juárez en uno de los lugares más violentos del mundo.

Historia

El Cartel de Juárez es una de las organizaciones criminales más antiguas y poderosas en México. Desde sus inicios, el grupo ha estado enfocado en el narcotráfico, pero se ha expandido a otras actividades criminales como la trata de personas, el secuestro, el microtráfico y la extorsión. Con sede en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua al norte de México, el Cartel de Juárez también es conocido como la Organización Vicente Carrillo Fuentes (OVCF), en honor a su otrora líder y fundador.

La organización creció exponencialmente bajo el mando de Carrillo Fuentes. Más propenso a la negociación que a la lucha, Carrillo Fuentes reconstruyó y amplió la antigua red de Félix Gallardo. Con el tiempo llegó a controlar al menos la mitad de todo el tráfico mexicano e incluso extendió sus operaciones a Centro y Suramérica. El alias de Carrillo, “El Señor de los Cielos”, describe acertadamente su método: usando el tráfico comercial y de mensajería, el Cartel de Juárez movió miles de toneladas de cocaína por vía aérea de Colombia a México, desde donde la droga era transportada a Estados Unidos por tierra. Carrillo Fuentes amplió su alcance mediante la creación de sus propias redes de distribución en Estados Unidos. Presuntamente murió repentinamente en 1997 mientras se realizaba una cirugía plástica, dejando atrás un cartel bien estructurado, pero un vacío en su liderazgo.

Los hermanos de Amado, Vicente y Rodolfo, se hicieron cargo del cartel, pero rápidamente se produjo una lucha de poder. Después de algunas disputas internas, los dos hermanos y su sobrino, Vicente Carrillo Leyva, establecieron una línea de mando firme. En 2002, se aliaron con Juan José Esparragoza Moreno, alias “El Azul”, un exmiembro de la policía federal judicial mexicana; Ismael Zambada, alias “El Mayo”; los hermanos Beltrán Leyva y Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”.

Las autoridades los llamaron “La Federación”, pero la alianza duró poco. Después de que Rodolfo matara a dos de los socios de Guzmán por no pagarle el uso del corredor de Juárez, Guzmán reunió a sus aliados y ordenó la muerte de Rodolfo, alias “El Niño de Oro”, quien fue asesinado con su esposa cuando salían de una sala de cine en septiembre de 2004. El hermano de Guzmán, Arturo, murió pocos meses después.

La guerra comenzó y México aún no se ha recuperado.

El Cartel de Juárez cuenta con la capacidad de cooptar a las autoridades locales y estatales, en especial a la policía judicial o ministerial y a las fuerzas municipales. Durante mucho tiempo ha cobrado un impuesto por dejar que otros grupos usen sus “plazas” y corredores para el tráfico de drogas y hace uso de alianzas para operar a lo largo del país.

El Cartel de Juárez cuenta con el apoyo de varias bandas, entre ellas La Linea, Los Azetcas y Los Linces, un grupo integrado por unos 80 desertores de las Fuerzas Especiales del Ejército, quienes se encargan de proteger a los miembros del cartel y los cargamentos de drogas.

Liderazgo

Vicente Carrillo Fuentes fue capturado el 9 de octubre de 2014 en Torreón, Coahuila, dejando a la ya debilitada organización frente a un futuro incierto.

Geografía

El Cartel opera en casi 21 estados de México y sus principales áreas de influencia son Sinaloa, Durango, Jalisco, Coahuila, Zacatecas, Michoacán, Colima, Nayarit, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Puebla, Morelos y Ciudad de México.

El cartel mantiene una posición firme en Ciudad Juárez y el Valle de Juárez, que sigue siendo un corredor clave para el transporte de drogas hacia Estados Unidos. Todavía tiene algún grado de control sobre la policía local y estatal, así como sobre algunos políticos. Ha cooptado a las bandas delincuenciales locales, cambiando la dinámica de la zona y aumentando la confrontación violenta con sus rivales.

El tráfico de drogas se realiza mediante el establecimiento de dos frentes en ambos lados de la frontera. La Línea y Los Linces controlan el transporte hasta la frontera de México con Estados Unidos; y otra pandilla, Los Aztecas, administra la operación del lado de Estados Unidos con operaciones en El Paso, Dallas y Austin.

Aliados y enemigos

En sus zonas de influencia, el Cartel de Juárez se vale de pandillas locales como asesinos a sueldo, cambiando la dinámica en dichas áreas y creando violentas confrontaciones con sus rivales.

Para hacerle frente a su rival, el Cartel de Sinaloa, se ha aliado con sus antiguos rivales de la Organización Beltrán Leyva (OBL) y Los Zetas. También ha tratado de establecer un contacto más directo con las fuentes de la droga en Colombia, principalmente con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Perspectivas

A pesar de los informes recientes sobre su declive, el Cartel de Juárez sigue siendo una de las organizaciones criminales más poderosas de México y la región. Células pequeñas realizan diferentes tipos de operaciones que van desde el transporte y distribución de drogas. Pandillas delincuenciales, principalmente en el norte, actúan como su brazo armado y están involucradas en crimenes como la trata de personas y el secuestro.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn