Costa Rica lucha contra las bandas de tala ilegal

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Costa Rica han llamado la atención sobre el problema de la tala ilegal en el país, lo que resalta el importante papel del país en el altamente rentable comercio ilegal mundial de madera.

Según Luis Martínez, coordinador de la Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental, el poder político y el interés económico de los desarrolladores que buscan despejar los bosques, a menudo los lleva a “buscar la forma”, en torno a las estrictas regulaciones, a través de documentos falsos y funcionarios corruptos, informó La Nación.

En 2012, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) recibió más de 2.200 denuncias sobre tala ilegal, de las cuales 610 fueron procesadas ??por los tribunales. Durante ese tiempo, la Sección de Estadística del Poder Judicial informó que 1.100 denuncias fueron reportadas ante el Ministerio Público, de las cuales sólo 26 resultaron en condenas, señaló La Nación.

Según Gustavo Mata, subdirector del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la tala es llevada a cabo por pequeños grupos que tienen “(…) una capacidad de movimiento en la montaña que no tienen las autoridades”. Mata dijo que estos grupos dependen de una red de aserraderos y transportadores que procesan esta madera que luego alimenta el mercado legal.

La tala ilegal continúa en Costa Rica en el contexto de exitosas políticas gubernamentales para reforestar el país, las cuales han provocado la cobertura forestal del país en más del doble desde su mínimo histórico en 1990, según cifras del Ministerio de Ambiente y Energía.

Análisis de InSight Crime

El comercio ilegal mundial de madera tiene un valor estimado anual de entre US$30 mil millones y US$100 mil millones, y Latinoamérica es uno de sus centros mundiales. Una operación de la Comunidad Internacional de Policía (Interpol) contra la tala ilegal en la región condujo a la incautación de más de un millón de madera ilegal en los primeros siete meses de 2013, la mayoría de ésta procedente de Costa Rica y Venezuela.

Como se ve en Costa Rica –uno de los países menos contaminados por la corrupción en la región– la combinación de abundantes bosques y corrupción oficial facilita el comercio ilegal, con un informe publicado en 2010 destacando cómo los bajos salarios y la falta de recursos corrompen a muchos reguladores forestales en la nación centroamericana.

Además de ser una fuente importante de madera ilegal, Costa Rica también es centro de otras actividades ilegales que aprovechan su entorno natural, incluyendo el tráfico de animales, y el aleteo de tiburones, el cual fue prohibido oficialmente en 2012.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

3 Comentarios

Comments are closed.