Escuadrones de la muerte en matanza de El Salvador no afrontan investigaciones: informe

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una investigación de los medios de comunicación indica que escuadrones de la muerte, con uniformes de las fuerzas de seguridad, asesinaron a más de doce personas, y no fueron investigados por las autoridades.

 La reciente investigación de El Diario de Hoy sobre 14 muertes sin resolver en El Salvador sugiere que es posible que estos escuadrones de la muerte estén llevando a cabo ejecuciones extrajudiciales en forma sistemática en áreas controladas por la Mara Salvatrucha (MS13), una de las dos poderosas pandillas que operan en El Salvador.

Las víctimas van desde sospechosos de pertenecer a pandillas o “simpatizantes”, como se los llama en el artículo, hasta otros que no parecen tener vínculo alguno con las maras.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de El Salvador

En uno de estos casos, un escuadrón de la muerte llegó a una casa de la comunidad de El Cedro, portando uniformes de la policía, y se identificaron como policías, diciendo que buscaban armas. El escuadrón disparó y asesinó a un hombre después de asegurarle que solo querían hacerle algunas preguntas; luego siguieron con el asesinato de dos hermanas en otra casa, denuncia la investigación.

Las autoridades salvadoreñas han ignorado casi en su totalidad estos casos, añadió El Diario de Hoy. Las familias de las víctimas dicen que ni la policía ni el Ministerio Público ni la Defensoría del Pueblo han investigado las muertes.

Análisis de InSight Crime

Es difícil negar que los escuadrones de la muerte estén contribuyendo ahora con tanta fuerza a los históricos índices de homicidios en El Salvador. Éste es el segundo informe en profundidad de sus operaciones. El primero, de El Faro, registró una sensación más generalizada y un llamado a la policía para que participara en estas milicias. (El Faro también registró una serie de ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía, quienes presuntamente arreglaron la escena del crimen para que pareciera un enfrentamiento armado con presuntos pandilleros).

VEA TAMBIÉN: Corrupción en El Salvador: Políticos, Policía y Transportistas

Sin embargo, ningún caso ha dado pie a investigaciones o acusaciones judiciales a la policía (o el ejército) por ejecuciones extrajudiciales. Una oleada de muertes de pandillas por parte de escuadrones de vigilancia en 2014 desató especulaciones sobre el rol de grupos de exterminio en las ejecuciones, y aunque el director de la Policía Mauricio Ramírez Landaverde culpó a las mismas maras, no se descartó la participación de la policía.

Landaverde ha tomado una posición similar en otras ejecuciones extrajudiciales de presuntos pandilleros, descartando la participación de la policía en los grupos de exterminio, aunque se mantiene abierta la posibilidad de que haya algunos escuadrones de la muerte activos. Pero la falta de investigaciones de seguimiento por parte de organismos internos o independientes ha dificultado la localización de las fuentes de dicha violencia.

Entretanto, la política de “disparar primero y preguntar después” entre la policía de El Salvador ha intensificado un clima de violencia caótica y las ejecuciones extrajudiciales. En octubre hubo por lo menos 676 homicidios, más del doble del año anterior.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn