DEA: Los Pochos, narcos de nueva generación en Guatemala

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La captura de un alcalde en el departamento de San Marcos, en el norte de Guatemala, ha puesto en evidencia la operación de una estructura criminal conocida como Los Pochos, quienes, de acuerdo con las investigaciones, se perfilan como herederos de los Chamalé, uno de los clanes narcotraficantes más poderosos de Guatemala a principios de este siglo.

El alcalde de la municipalidad de Ayutla en el departamento de San Marcos, Erick Salvador Súñiga Rodríguez, más conocido como “El Pocho”, se entregó en diciembre pasado a la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) tras un acuerdo para esclarecer su participación en la recepción, compra, transporte y distribución de cocaína desde Guatemala hacia Estados Unidos, de acuerdo con un reporte del diario Prensa Libre.

Súñiga se entregó luego de haber sido identificado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos como líder de Los Pochos, la estructura ilegal dedicada al trasiego de droga.

VEA TAMBIÉN: Perfil y noticias de Guatemala

Según las autoridades estadounidenses, Los Pochos movían toneladas de cocaína entre Guatemala y México al Cartel de Sinaloa, quien luego llevaba la droga hacia Estados Unidos.

De acuerdo con el documento publicado por la OFAC, “como alcalde de Ayutla desde 2008, Súñiga controlaba las actividades del narcotráfico en esta zona de frontera y utilizaba a funcionarios locales corruptos de la policía que proveían apoyo y seguridad para sus actividades ilícitas”.

El proceso de negociación de Súñiga con la DEA duró al menos ocho meses desde abril de 2019, según el reporte de Prensa Libre. Fuentes consultadas por ese diario informaron que el político habría utilizado recursos legales para retrasar la solicitud de extradición a Estados Unidos, intentando extender la inmunidad política de la que gozaba en Guatemala.

Otros cuatro ciudadanos guatemaltecos, incluyendo a un hermano y medio hermano de Súñiga fueron arrestados por su participación en Los Pochos. 

Grafico Cortesía del Departamento del Tesoro de Estados Unidos

Análisis de InSight Crime

La investigación en contra de Súñiga, las rutas y los contactos que según las autoridades le sirvieron para liderar a Los Pochos parecen indicar que esta organización ha retomado ahora parte del que en su momento fue el bastión criminal del reconocido clan de Los Chamalé.

Prensa Libre asegura que Súñiga llegó al radar de la DEA hace más de dos años luego de que esta entidad grabara una conversación telefónica entre el alcalde y el reconocido narcotraficante Juan Alberto Ortiz López, alias “Juan Chamalé”, capo de la droga que fue extraditado a Estados Unidos en 2014.

Información del Tribunal Distrital del Este de Texas publicada por el diario El Periódico de Guatemala asegura que el vínculo entre El Pocho y Chamalé es de larga data y que el alcalde fue parte del círculo cercano de Ortiz López.

Hasta antes de que Ortiz López fuera arrestado en 2011, Los Chamalé habían sido uno de los grupos narcotraficantes más importantes del departamento de San Marcos. Operaban desde los años 90 y eran considerados como uno de los principales transportadores de droga del Cártel de Sinaloa en Guatemala, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) publicado en 2012.

De esta forma no solo lograron controlar el paso de droga por el departamento de San Marcos, sino que quedaron al mando de las rutas que conectan esa zona con la frontera entre Guatemala y el estado de Chiapas en México por las costas del Océano Pacífico.

VEA TAMBIÉN: Narcoavionetas no dan respiro en Guatemala

Estas áreas en San Marcos y a lo largo de la costa del Pacífico son las mismas que Los Pochos controlan ahora, especialmente la ruta desde Ayutla en Guatemala, donde Súñiga fue alcalde, hasta Ciudad Tecún Uman en la frontera con México.

Lo que la investigación y detención de Súñiga revelan ahora es cómo el vacío dejado por  Los Chamalé permitió que un pequeño grupo local como Los Pochos tomara el control del tráfico de drogas en un área crucial de Guatemala.

En el pasado se ha reportado que Súñiga tuvo vínculos con la ex candidata presidencial Sandra Torres Casanova, encarcelada en Guatemala por presunta financiación ilícita de su campaña durante las elecciones presidenciales de 2015. Según una investigación de InSight Crime, la hermana de Torres, Gloria, había forjado anteriormente una relación con Chamalé para recibir fondos ilícitos para la campaña de Torres.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn