Dámaso López Núñez, alias "El Licenciado", es una figura prominente del Cartel de Sinaloa. Las autoridades creen que fue muy cercano al legendario capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, y que podría remplazarlo como líder del cartel luego de que éste fuera capturado en enero del 2016 y extraditado a Estados Unidos un año después. 

Historia

Nacido el 22 de febrero de 1966 en el estado de Sinaloa, El Licenciado estudió derecho en la universidad y luego comenzó a trabajar para la fiscalía de su estado natal. En 1999 se convirtió en un alto funcionario en la rama de la administración del sistema penitenciario, que se centraba en instituciones de máxima seguridad, incluyendo la penitenciaría de Puente Grande en Jalisco, donde El Chapo estaba detenido.

Según fuentes de la policía de México y Estados Unidos, El Licenciado estableció una red de guardias de prisiones corruptos y fue personalmente responsable de organizar la fuga de Puente Grande de El Chapo el 19 de enero de 2001. Pocos meses después de la fuga de Guzmán,  El Licenciado renunció a su cargo en Puente Grande.

Después del escape, El Licenciado se unió al Cartel de Sinaloa y gradualmente se convirtió en uno de los más cercanos aliados de Guzmán. La periodista mexicana Anabel Hernández escribió que "durante 15 años de servicio a El Chapo, [El Licenciado] construyó su propia estructura criminal, que incluía la compra de autoridades mediante grandes sobornos y una amplia red en México, Estados Unidos, Centro y Suramérica, dedicada al narcotráfico".

El Chapo fue recapturado por las autoridades mexicanas en febrero de 2014, y, según se dice, entregó su liderazgo sobre el Cartel de Sinaloa a El Licenciado mientras él estaba encarcelado. El Chapo logró escapar de la prisión una vez más en julio de 2015, pero fue capturado en enero de 2016 y extraditado a Estados Unidos exactamente un año después.

La disminución del poder de El Chapo en el Cartel de Sinaloa y el vacío de poder resultante le han dado a El Licenciado la oportunidad para aumentar sus actividades ilegales y luchar contra grupos rivales por el control de territorios y rutas de narcotráfico antes manejadas por El Chapo.

Actividades criminales

Las autoridades de Estados Unidos han acusado a El Licenciado de estar profundamente involucrado en las actividades de narcotráfico del Cartel de Sinaloa. En enero de 2013, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, (OFAC por sus iniciales en inglés) sancionó a El Licenciado por su "importante papel en el tráfico internacional de drogas", alegando que él fue responsable de enviar varias toneladas de narcóticos de México a Estados Unidos. En marzo de 2013, fiscales federales de Estados Unidos acusaron a El Licenciado de cargos de narcotráfico y lavado de dinero, declarando que el producto de sus actividades criminales ascendía a unos US$280 millones.

Geografía

El Licenciado es originario de Sinaloa, y se cree que opera en su estado natal así como en Baja California Sur. Los informes indican que él también ha mantenido conexiones en países productores de droga como Colombia y Perú, y también en países de tránsito como Panamá.

Aliados y enemigos

La evidencia sugiere que El Licenciado está buscando la manera de llenar el vacío de poder que dejó la captura de El Chapo. En febrero de 2017, El Licenciado presuntamente intentó asesinar al líder de otra facción del Cartel de Sinaloa, Ismael "El Mayo" Zambada, como también a dos de los hijos de El Chapo, pero el ataque no tuvo éxito. El incidente hace creer a las autoridades que El Licenciado está luchando por un lugar en la cima del Cartel de Sinaloa, lo cual lo pondría en conflictos con otra facción de la organización.

El hijo de  El Licenciado, Dámaso López Serrano, alias "Mini Lic", está, según se informa, siguiendo los pasos de su padre. Los informes indican que Mini Lic comenzó a involucrarse en el narcotráfico desde una temprana edad y empezó liderando una facción de jóvenes del Cartel de Sinaloa, quienes se llamaban a sí mismos "Ántrax".

Perspectivas

Según los informes, luego de ser capturado por segunda vez en febrero de 2014, El Chapo afirmó que El Licenciado sería su sucesor. Capturado una vez más en enero de 2016 y finalmente extraditado a Estados Unidos solo un año después, la declaración de El Chapo no se ha cumplido aún. En efecto, facciones rivales del Cartel de Sinaloa están enfrentándose mutuamente, mientras otras importantes organizaciones de narcotráfico en México están tratando de entrar en territorios que estaban antiguamente bajo el control del Cartel de Sinaloa. En estas condiciones, es difícil evaluar el futuro de El Licenciado en el Cartel de Sinaloa. Sin embargo, el intento de El Licenciado de asesinar a El Mayo y a dos hijos de El Chapo muestra que la lucha por el poder dentro del Cartel de Sinaloa aún no ha terminado.