Henry Castellanos Garzón, alias ‘Romaña’

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Henry Castellanos Garzón, alias “Romaña”, fue comandante del frente 53 de las ahora extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Su fama a nivel nacional e internacional la obtuvo especialmente al practicar los secuestros aleatorios en vías nacionales, conocidos popularmente como ‘pescas milagrosas’.

También es reconocido por participar en ataques tan conocidos como la toma de Mitú en 1998. Romaña integró el Estado Mayor Central de la guerrilla por el Bloque Oriental y también la delegación enviada en 2014 para adelantar las conversaciones de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla en Cuba.

Años después, desertó de la desmovilización colectiva de las FARC hasta que reapareció en un video en el que se anunciaba la creación de un nuevo grupo disidente conformado por exlíderes de la guerrilla.

Las autoridades lo han dado por muerto en varias ocasiones, lo cual incrementa su imagen histórica e impulsa la que ahora pretende crear dentro de las ex-FARC.

Historia

Henry Castellanos Garzón, alias “Romaña”, nació el 20 de marzo de 1965 en el municipio de El Castillo, departamento del Meta. Existen varias versiones sobre su educación temprana, no obstante, la más cercana dice que solo estudió hasta cuarto de primaria y ubican su juventud en Bogotá, dónde se vinculó a las Juventudes Comunistas (Juco).

En Bogotá, su actividad con las Juco se centró en los barrios del sur de la ciudad. Al quedar reseñado por las autoridades y ante la inminencia de su captura, ingresó a las FARC, en las cuales se destacó por su habilidad en la elaboración de artefactos explosivos.

Dentro de la insurgencia tuvo como guía a Jorge Briceño, alias “Mono Jojoy”, y conoció a Manuel Marulanda Vélez, comandante en jefe de la guerrilla. Se dice que fue uno de los alumnos más aventajados que tuvo Marulanda en los cursos de formación de comandos especiales, y según testimonios, llegaron a entenderse muy bien.

Sus primeros registros judiciales se remontan a 1982, cuando dirigía el frente 11 de las FARC y ordenó el asesinato de un centenar de personas en la zona del río Guaguaquí, límites entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá.

Años después fue trasladado al frente 53 donde comenzó a tomar importancia, especialmente en 1993, debido a las incursiones en la vía entre Bogotá y Villavicencio. Un año después, Romaña ascendió como comandante de todo el frente.

Su actividad en esta vía se basó en los retenes ilegales, asesinatos, secuestros de policías o militares y múltiples robos.

En uno de los casos más conocidos, el frente 53, bajo su mando, asesinó a dos personas y secuestró a otros 32 en esta misma vía. Entre los secuestrados había un italiano y cuatro norteamericanos. De estos, tres fueron ejecutados tras ser acusados de espionaje. Por lo anterior, el gobierno de EE. UU. pidió la extradición del comandante guerrillero.

Fueron estos secuestros los que empezaron a ser conocidos como ‘pescas milagrosas’, debido a lo aleatorio de la elección de las víctimas. Fue así como convirtió esta actividad en una lucrativa fuente de dinero para las FARC.

La nueva importancia que estaba acumulando le valió para ser parte en operativos de las FARC tan importantes como la toma de Mitú, capital del departamento de Vaupés. Allí la guerrilla atacó la ciudad y asesinó a 16 policías, 14 militares y 11 civiles, además de secuestrar a 61 policías.

Tiempo después, Romaña fue nombrado responsable del anillo de seguridad de la zona de distención durante las conversaciones de paz entre el gobierno y los delegados del grupo guerrillero en 1998.

Desde ese momento hasta el 2010, la información sobre Romaña es intermitente. De hecho, ese año se pensó que había muerto junto al Mono Jojoy en la operación donde fue dado de baja. Sin embargo, información posterior descartó su supuesta muerte.

Luego de eso, integró el Estado Mayor Central de la guerrilla por el Bloque Oriental e integró la delegación enviada en 2014 para adelantar las conversaciones de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla en Cuba. En Colombia fue el que encabezó la desmovilización en Tumaco, en el departamento de Nariño, lugar en el que no había estado durante el conflicto.

Luego de esto, en marzo de 2019 no compareció ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Desde ese momento su paradero fue desconocido, hasta que apareció el 29 de agosto de 2019 en un video en el que, junto a Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”; Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa” y Seuxis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”, anunció su regreso a la ilegalidad.

Actividades criminales

Romaña cuenta con el peso de ser el mayor artífice de las pescas milagrosas en las FARC, convertida en una importante economía criminal para la guerrilla. De igual importancia es su participación primordial en operaciones como la toma de Mitú.

Ha participado en el tráfico de drogas para las FARC desde mediados de 1980. Participó en la producción, fabricación y distribución de cientos de toneladas de cocaína hacia Estados Unidos y el mundo.

Geografía

Hasta el momento de su integración al frente 53, Romaña había pasado por los frentes 26, 27, 40 y 51, los cuales operaban en el departamento del Meta y la parte suroriental del departamento de Cundinamarca.  Ya en su momento, el frente 53 comenzó a tener una fuerza notoria con sus operaciones en las vías que conectan las ciudades de Bogotá y Villavicencio.

Así mismo, fue el segundo al mando de una estructura mixta conformada por los frentes 31, 51, 53, 54, 55 y la columna móvil Che Guevara, que cometían secuestros y extorsiones en Cundinamarca.

Luego de su desaparición en el 2018, comenzaron a identificarse inmuebles que estaban dominados por él. Eran 8 predios rurales, ubicados en Mesetas y La Uribe, del departamento del Meta y 7 más hallados en el casco urbano de Villavicencio y Fusagasugá, en el departamento de Cundinamarca. Se estableció que los bienes fueron adquiridos por presuntos testaferros, y que habían sido producto de actividades delictivas relacionadas con el narcotráfico, extorsión y desplazamiento.

En enero del mismo año, 50 campesinos de la vereda Ativa, de La Julia, en Meta, denunciaron que Romaña había tomado posesión de las tierras en las que vivían.

En el momento de su abandono del proceso de paz, alrededor de septiembre de 2018, se tenía información que lo situaban entre Arauca y Norte de Santander, al parecer con 80 hombres, aunque esta no era la zona donde él tenía más impacto, lo que generaba dudas de por qué estaba ahí.

Aliados y enemigos

Mientras integró las FARC Romaña tuvo relaciones con líderes guerrilleros como Pedro Antonio Marín Marín, mejor conocido como alias “Manuel Marulanda Vélez” o “Tirofijo” y Víctor Julio Suárez Rojas, alias “Jorge Briceño Suárez” o “Mono Jojoy”. De la misma forma fue cercano con Carlos Arturo Osorio Velásquez, alias “Marco Aurelio Buendía”, miembro del Estado Mayor y con su hermano, Luis Alexis Castellanos Garzón, alias “Manguera”, comandante de la columna móvil Manuela Beltrán, abatido en 2003.

También en 2018 se mencionaron nexos con los hermanos Mora Urrea, quienes se encargaron por años del recaudo y administración de dineros provenientes del Frente 53 de las Farc. Según la Fiscalía, Romaña enviaba el dinero para que, a través de establecimientos comerciales, se legalizara el dinero producto de extorsiones y secuestros.

Cuando estuvo en zona veredal transitoria de normalización (zvtn) de Tumaco durante los acuerdos de paz, Romaña asumió la crisis de los mandos medios insubordinados por quedarse con el narcotráfico, por esto expulsó de los a 73 jóvenes que salieron con los contactos con narcos mexicanos y del Clan del Golfo, entre los que estaba Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”.

Durante un año, Guacho hizo de las suyas y se apoderó del territorio de tal manera que acorraló al propio Romaña, lo amenazó, razón por la cual pidió protección especial del gobierno y abandonó la zvtn.

En la actualidad, la alianza más importante de Romaña es con Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, con quien apareció en el vídeo publicando su regreso a las armas, y con Jose Manuel Sierra, alias el “Zarco Aldinever”, quien delinquió en varias de las zonas de Romaña e integró varios de los mismos Frentes que él, como el 53.

Perspectiva

En su momento Romaña fue, para aquellos dentro y fuera de las FARC, un temor constante. Para la población representaba la indiscriminada ofensiva de las FARC y la materialización de un método de financiación devastador. Sin embargo, Colombia ya no está en el auge del secuestro, por lo cual no es claro que su conocimiento de esta práctica vaya a jugar un papel primordial.

Por otro lado, tiene un profundo conocimiento de las zonas del centro del país y especialmente en departamentos como Cundinamarca y Meta, así como su accionar en una vía tan importante como la que conecta Bogotá y Villavicencio, lo que podría llegar a ser clave para el accionar criminal del grupo que integra con Iván Márquez y Santrich.

Por ello, lo más probable es que Romaña lidere los avances del nuevo grupo exFARC en el centro-occidente del país, bordeando las frontera ente Cundinamarca, Meta, Huila y Tolima.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn