Natal, Brasil, nuevo punto en ruta de cocaína hacia Países Bajos

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades han descubierto una nueva ruta de tráfico de cocaína desde un puerto marítimo de Brasil hacia Países Bajos, lo que confirma que el pequeño país europeo se ha convertido en un destino preferido para la droga.

En el mes de febrero, las autoridades brasileñas incautaron 3,3 toneladas de cocaína en dos cargamentos de frutas tropicales en el puerto de Natal, según informó globo.com. Estas son las primeras incautaciones de este tipo en el puerto más oriental de Brasil. Ambos contenedores iban con destino a Róterdam.

Durante los últimos cuatro meses, las autoridades de Róterdam han descubierto siete toneladas de cocaína en cargamentos procedentes del mismo puerto brasileño.

     VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Brasil

Según un informe de Tribuna do Norte, las diez toneladas de droga incautadas en solo cuatro meses equivalen a más de la mitad de las 18 toneladas de cocaína decomisadas en todo 2018 en el puerto de Santos, el más grande de Brasil. Las cantidades implicadas indican que puerto de Natal, inaugurado en 1932, se ha convertido en un importante punto de salida de las drogas de Brasil, con destino a los Países Bajos.

La gigante naviera francesa CMA CGM Group, la única empresa que exporta frutas desde el puerto, reaccionó de manera inmediata, suspendiendo sus actividades en Natal y trasladando sus exportaciones al cercano puerto de Fortaleza.

Las autoridades han iniciado una investigación de tres meses y han solicitado un escáner para contenedores, que hasta el momento el puerto no tenía. Se cree que la ausencia de ese equipo es lo que les permitió a los grupos criminales utilizar a Natal para hacer los envíos de sus cargamentos de drogas.

En las incautaciones en Países Bajos y Brasil se ha identificado un modus operandi similar: el camuflaje de paquetes de cocaína entre cajas de frutas. Pero el análisis químico de la cocaína reveló que provenía de tres países distintos: Colombia, Bolivia y Perú. Esto indica que los grupos criminales involucrados están recibiendo cocaína de varias fuentes, para luego mezclarla, empacarla y enviarla a Holanda.

Análisis de InSight Crime

La revelación de la ruta de la cocaína hacia Países Bajos a través del puerto de Natal indica que los narcotraficantes se están dirigiendo cada vez más al país europeo.

En los últimos meses se han hecho grandes incautaciones de drogas en Países Bajos, así como en Bélgica, el país vecino. Los altos niveles de producción de cocaína en Colombia y el creciente mercado de la droga en Europa son quizá las razones por las que los grupos criminales están buscando nuevas rutas hacia el continente.

Lo que hace que el puerto de Natal sea particularmente útil para los narcotraficantes es su relativa proximidad a Europa, atravesando el Atlántico, y su falta de infraestructura de seguridad.

Desde 2009, Brasil ha sido el principal punto de salida de la cocaína suramericana con destino a Europa, según la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD). Desde Brasil, los traficantes coordinan la recepción y distribución de la droga con organizaciones criminales europeas.

Por ejemplo, en diciembre, la Interpol desarticuló una gran red de tráfico de drogas en la que participaba la mafia italiana ‘Ndrangheta, que contrabandeó cargamentos de cocaína de hasta 200 kilogramos procedentes de Brasil, Guyana y Colombia, con destino a Róterdam y Amberes.

Los narcotraficantes han identificado a los Países Bajos como un destino conveniente, lo que hace que Brasil y su puerto de Natal sean cada vez más atractivos para ellos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn