Chile y Argentina se unen para enfrentar las drogas sintéticas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una red criminal que enviaba drogas sintéticas por correo desde Argentina hacia Chile fue desmantelada gracias a un operativo conjunto. que muestra cómo ambos países están uniendo fuerzas para contener el creciente problema de las drogas sintéticas.

La banda, radicada en Buenos Aires, enviaba por correo una variedad de drogas sintéticas, entre las que se contaban LSD, metanfetaminas y éxtasis, a varias ciudades argentinas, como San Luis y Córdoba, así como a Santiago, la capital de Chile, según un comunicado oficial divulgado por el gobierno el 25 de septiembre.

VEA TAMBIÉN: Un caballo de juguete expone creciente mercado de drogas sintéticas en Argentina

Una serie de allanamientos en cinco propiedades en Argentina condujeron a la captura de siete individuos y a la incautación de más de 100 dosis de LSD, más de 3.100 cápsulas de éxtasis, y tres kilos de polvo de MDMA. En Chile, dos personas fueron aprehendidas cuando intentaban recuperar un paquete de 1,6 kilos de polvo de MDMA, que las autoridades habían marcado y seguido desde que salió del aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires.

Las autoridades interceptaron otros dos paquetes en Ezeiza, con miles de cápsulas, ocultas en equipos de camping.

La banda también fabricaba las píldoras a partir de las drogas en polvo, y las marcaban con la efigie de Darth Vader, el villano de la Guerra de las Galaxias, antes de venderlas en clubes nocturnos y bares.

Análisis de InSight Crime

El mercado doméstico de drogas en Argentina ha crecido lo suficiente para ejercer una influencia importante en diversas economías criminales. El país tiene el consumo de cocaína per cápita más alto de Latinoamérica. Un clan de traficantes de marihuana con operaciones en todo el país logró corromper a jueces, políticos y policías en la ciudad de Itatí.

Y el consumo de drogas sintéticas en el país está disparado. Esto ha llevado a Buenos Aires a convertirse en una de las mayores plataformas para estupefacientes, como la MDMA y el LSD, como lo muestra este nuevo caso.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Argentina

Este no es el único ejemplo reciente de las repercusiones que tiene para sus vecinos la demanda de estas sustancias en Argentina. En marzo, Uruguay reportó un aumento en la circulación de “cocaína rosa”, alucinógeno similar al LSD, que se importaba desde Buenos Aires.

Hay que abonarle a Argentina que está tomando en serio esta amenaza. Como parte de una respuesta más amplia hacia el crimen organizado, el país está adoptando una estrategia cada vez más cooperativa en la lucha contra las amenazas criminales.

En abril de 2018, los cuerpos de policía de Chile y Argentina firmaron un acuerdo de cooperación contra el crimen organizado, que produjo el exitoso operativo Salar de Atacama en septiembre.

Solo en 2019, las autoridades argentinas se han asociado con Paraguay para actuar contra el tráfico de marihuana, han arrestado a importantes narcos en colaboración con Bolivia, y buscan renovar esfuerzos contra el contrabando en la triple frontera con Brasil y Paraguay.

Pero Argentina enfrenta un difícil reto en la reducción del flujo de drogas sintéticas. Cada año ingresan a Argentina cientos de miles de píldoras, en su mayoría de Bélgica y Alemania, según Martin Verrier, subsecretario de lucha contra el narcotráfico.

E ingresan por todos lados. En 2018, se hicieron decomisos de drogas sintéticas en los puertos marinos de Buenos Aires, Rosario, Mar del Plata, Paraná, Mendoza y Santa Fe, además de los cruces fronterizos con Chile.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn