Decomiso de cocaína colombiana en Albania apunta a nuevas rutas europeas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El decomiso sin precedentes de más de media tonelada de cocaína en un puerto albanés indica que los grupos criminales de Colombia que buscan sacar provecho de la bonanza en la producción están diversificando sus rutas de tráfico para ingresar al lucrativo mercado europeo.

El 1 de marzo, las autoridades albanesas decomisaron 613 kilos de cocaína que había ingresado al país en un buque carguero que transportaba banano de Colombia, según un comunicado de prensa del ejército colombiano, que participó en el operativo.

El jefe de la Policía albanesa Ardi Veliu afirmó que este es el mayor decomiso de cocaína en la historia de Albania. La cocaína iba oculta en un compartimiento secreto del contenedor de un barco que transportaba banano procedente de Colombia. El buque carguero pasó los puertos de Malta e Italia antes de llegar a Durres, Albania, el 19 de febrero.

Tras recibir una alerta del ejército colombiano, la policía albanesa siguió el movimiento del contenedor hasta una bodega cercana perteneciente a la firma “Arbiri Garden”. Allí las autoridades arrestaron a dos empleados, incluyendo el conductor del camión que transportó el contenedor. También se emitió una orden de captura para el dueño de la firma.

Según el ejército colombiano, se sabe que el grupo criminal Los Urabeños tiene contactos en varios puertos europeos.

El jefe de policía Veliu declaró que “las autoridades albanesas prosiguen la investigación con sus homólogos extranjeros para descubrir todas las relaciones y personas implicadas en esta actividad criminal”, informó Reuters.

Las autoridades calculan que la cocaína confiscada tenía un valor de mercado de unos US$220 millones y probablemente estuviera destinada a la venta en países de Europa occidental.

Análisis de InSight Crime

El reciente decomiso en Albania del mayor cargamento de cocaína interceptado en el país indica que los grupos criminales colombianos intentan extender su alcance a los rentables mercados europeos diversificando los puntos de ingreso.

Con el auge de la producción de cocaína en Colombia, los países europeos están cobrando mayor atractivo para los grupos criminales colombianos que buscan una plaza para la droga. Como lo ha informado recientemente InSight Crime, se han captado grandes cargamentos de cocaína en España, Portugal, Bélgica y Alemania. En febrero, un avión que llevaba media tonelada de cocaína fue interceptado en el Reino Unido, mientras que otra media tonelada de cocaína decomisada de la embajada rusa en Argentina llevó al desmantelamiento de una inédita red de narcotráfico.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Crimen organizado europeo

Albania ya tiene una larga historia de producción y tráfico de marihuana y ahora parece aumentar su condición de punto de tránsito de la cocaína colombiana dirigida a mercados europeos. Es posible que los grupos criminales colombianos se vean atraídos por la estratégica ubicación de Albania entre lucrativos mercados del Este y el Oeste de Europa, así como por los nexos existentes entre la mafia albanesa y el cartel italiano ‘Ndrangheta.

En 2016, las autoridades albanesas descubrieron una red de tráfico de cocaína que implicaba a químicos colombianos, miembros de la mafia italiana ‘Ndrangheta y contactos en Holanda, Grecia y Bélgica. La red ahora desarticulada disolvía cocaína colombiana en cargamentos de suministros de construcción, como cemento, y luego los químicos colombianos en Albania extraían la cocaína para distribuirla en todo el continente europeo.

Es muy que los grupos criminales colombianos que traficaban directamente a Albania esperaran evitar la intercepción al evitar las rutas habituales en Europa, por países como España, donde las autoridades están atacando con fuerza las redes traficantes. Pero la presión para que Albania intensifique su lucha contra el crimen organizado, como parte de su intento por ingresar a la Unión Europea, el reciente decomiso masivo de cocaína indica que esta ruta alternativa a la región no quedará descuidada.

*Con información de María Fernanda Ramírez.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn