HomeHondurasJuan Orlando Hernández
HONDURAS

Juan Orlando Hernández

HONDURAS / 20 ABR 2022 POR INSIGHT CRIME ES

Juan Orlando Hernández Alvarado, expresidente de Honduras, enfrenta un juicio por narcotráfico en Estados Unidos, después de haber sido acusado durante años de recibir sobornos para proteger criminales, financiar campañas políticas con dineros de la droga, y ser cómplice de la red de tráfico de cocaína de su hermano.

Hernández, un antiguo aliado de Estados Unidos, fue esposado en su casa en febrero de 2022 —una estruendosa caída para un político que ocupó el cargo más alto del país durante dos mandatos consecutivos de 2014 a 2022—.

Como jefe del Congreso, y luego presidente, Hernández fue la figura política más poderosa del país durante más de dos décadas. Pero su mandato se vio empañado por persistentes acusaciones de corrupción entre miembros de su círculo cercano, entre ellos su hermana y su hermano Juan Antonio “Tony” Hernández, quien está encarcelado en Estados Unidos tras ser condenado por narcotráfico en 2019.

El expresidente ha sido acusado por fiscales estadounidenses de facilitar una red internacional de tráfico de drogas que trasladó al menos 500 toneladas de cocaína a través de Honduras hacia Estados Unidos. Hernández ha negado repetidamente todas las acusaciones.

Historia

Juan Orlando Hernández comenzó su carrera política en Gracias, su ciudad natal en el departamento de Lempira, al occidente del país, donde se vinculó al derechista Partido Nacional, en la década de 1990. Fue elegido congresista de Lempira en 1997.  

En 2010, Hernández fue elegido presidente del Congreso Nacional, lo que consolidó su ascenso dentro del partido de gobierno. Pero a medida que su poder fue creciendo, se vio asediado por crecientes acusaciones de corrupción: durante su mandato como jefe del Congreso, el Fondo de Desarrollo Departamental, controlado por el Congreso, se apropió indebidamente de unos US$360 millones, que fueron usados para llenar las arcas del partido y financiar campañas políticas. El fondo era administrado por Hilda Hernández, la hermana de Juan Orlando, que dirigía el Ministerio de Desarrollo Social e Inclusión de Honduras.

Pero el escándalo no frenó el ascenso de Hernández y fue elegido presidente por primera vez en 2013. Las investigaciones de la comisión anticorrupción del país revelaron más tarde que se malversaron millones de dólares, los cuales fueron canalizados para su primera campaña presidencial.

Ganó un segundo mandato en 2017. Sin embargo, su reelección se vio empañada por controversias, incluyendo la anulación, por parte de la Corte Suprema del país, del límite de un solo mandato para los presidentes, con el fin de permitirle postularse nuevamente, así como acusaciones de fraude electoral.

Al mismo tiempo, varios traficantes comenzaron a dar testimonios que apuntaban al presunto papel de Hernández en lo que parecía ser un narcoestado. Luego, en 2018, su hermano Tony fue arrestado en un aeropuerto de Miami por tráfico de drogas. En los documentos judiciales que salieron a la luz en el caso de su hermano se identifica a Hernández como coconspirador.

El juicio de su hermano por cargos de narcotráfico en 2019 convirtió al entonces presidente en objeto de acusaciones aún más condenatorias. Durante el juicio, Alexander Ardón, exnarcotraficante y exalcalde de El Paraíso, Copán, testificó que Tony había dado protección a sus operaciones a cambio de una contribución de US$2 millones para la campaña de su hermano.

Los fiscales estadounidenses también alegaron que Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, antiguo capo del Cartel de Sinaloa, le había entregado US$1 millón a Tony, el cual se presume era para el expresidente hondureño.

Los fiscales también mencionaron un libro contable confiscado a un narcotraficante, en el que aparecían US$440.000 en pagos para “JOH y su gente”. El presidente suele ser conocido por sus iniciales.

Aunque en general los fiscales estadounidenses son reacios a nombrar presidentes en ejercicio durante las acusaciones penales, en varios casos y en la sentencia de su hermano continuaron sosteniendo que el exmandatario Hernández había aceptado sobornos y había participado de manera directa en el esquema de narcotráfico de su hermano. La acusación más explosiva se produjo en 2021, cuando un testigo en el juicio del narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez afirmó que el expresidente Juan Orlando Hernández se había jactado de engañar a las fuerzas antidrogas de Estados Unidos.

“Vamos a meter las drogas en las narices de los gringos y no se van a dar ni cuenta”, supuestamente dijo el presidente.

Aun así, Hernández continuó siendo considerado un socio clave de Estados Unidos, dispuesto a ayudar al entonces presidente Donald Trump en su cruzada para evitar la llegada de migrantes a la frontera entre Estados Unidos y México.

Fue solo en 2021, más de una década después de las repetidas acusaciones de malas conductas, que Washington realmente comenzó a distanciarse de la administración Hernández. En febrero de ese año ocho senadores demócratas propusieron un proyecto de sanciones a Hernández, afirmando que este había participado en un patrón de actividades criminales.

Para noviembre de 2021, el electorado de Honduras ya estaba hastiado del Partido Nacional, el partido de gobierno del que Hernández hace parte. La candidata Xiomara Castro obtuvo una victoria decisiva en las elecciones presidenciales, y poco después se especuló que Hernández podría ser acusado por fiscales estadounidenses tras dejar el cargo.

Después de la derrota, Juan Orlando Hernández fue nombrado inmediatamente en el Parlamento Centroamericano (PARLACEN), en un intento de buscar la inmunidad frente a los enjuiciamientos.

Pero solo unas semanas después de abandonar el cargo, los fiscales estadounidenses lo pidieron en extradición, acusándolo de tráfico de drogas y armas. Hernández fue detenido en su casa el 15 de febrero de 2022. La policía le puso cadenas y un chaleco antibalas, una imagen impactante y que se consideraba impensable.

Actividades criminales

Hernández ha sido acusado de aceptar sobornos de narcotraficantes, e incluso de brindar protección a laboratorios de drogas y cargamentos de cocaína. Durante mucho tiempo ha negado las acusaciones en su contra, afirmando que son producto de una vendetta de traficantes.

Los fiscales del Distrito Sur de Nueva York, el mismo despacho que procesó a su hermano, presentaron los cargos contra Hernández.

A principios de 2022, Hernández fue incluido en la llamada Lista Engel del Departamento de Estado, un listado de personajes corruptos, por “cometer o facilitar actos de corrupción y narcotráfico, y usar las ganancias de actividades ilícitas para facilitar campañas políticas”.

Si bien anteriormente había admitido que recibió fondos de campaña de fuentes que se sabía que canalizaban fondos públicos malversados, Hernández sostiene que ignoraba el origen de esos fondos.

Geografía

Con la protección del Partido Nacional, los narcotraficantes transformaron a Honduras en una importante ruta de cocaína suramericana hacia México y Estados Unidos.

El oeste de Honduras, cerca de la frontera con Guatemala, fue el centro de poder de Hernández y su hermano Tony, quien también fue congresista del Partido Nacional. Allí, el joven Hernández comenzó a ejercer como agente de poder político con clanes del narcotráfico.

Entonces florecieron las rutas aéreas y marítimas. Las pistas de aterrizaje clandestinas para narcovuelos que transportaban cocaína hacia el norte se hicieron comunes en las regiones menos pobladas del país. Las rutas terrestres también eran populares entre los traficantes relacionados con Honduras.

Con la protección de Tony, los hermanos Valle Valle controlaban el principal corredor terrestre de Honduras hacia Guatemala, donde -desde al menos 2015-, se traficaban entre 150 y 300 toneladas de cocaína cada año.

Aliados y enemigos

Mediante su hermano, Hernández supuestamente ofreció protección a algunas de las organizaciones narcotraficantes más prolíficas de Honduras.

Los principales clientes de Tony eran los hermanos Valle Valle, con quienes se inició en el tráfico de drogas a gran escala. Según documentos judiciales, Tony negoció una tregua entre estos y el mayor rival del grupo, el Cartel AA.

Hernández supuestamente les proporcionó a los socios de Tony protección política y el apoyo de las autoridades. Esto incluía los servicios del exdirector de la policía Juan Carlos Bonilla Valladares, alias “El Tigre”, quien está acusado de usar su posición para proteger los cargamentos de drogas a instancias de Tony Hernández. Durante su año al frente de la Policía Nacional de Honduras, según fiscales estadounidenses, presuntamente protegió cargas de varias toneladas de cocaína que viajaban desde Colombia y Venezuela hacia Guatemala. El 8 de abril, un juez hondureño aceptó la extradición de Bonilla a Estados Unidos, acusado de narcotráfico.

Hernández fue un azote constante para la oposición del país, ya que ganó su candidatura a la reelección en 2017 en dudosas circunstancias.

Hasta 2021, sin embargo, la oposición política había permanecido demasiado dividida como para montar una campaña lo suficientemente fuerte para asegurar su derrota. Esto hizo que la victoria decisiva de Xiomara Castro sobre su oponente del Partido Nacional, Nasry Asfura, fuera aún más histórica, ya que puso fin a 12 años de gobierno del Partido Nacional.

Uno de los críticos más abiertos de Hernández, el exministro de Seguridad Ramón Sabillón, finalmente llevó a cabo su arresto.

Perspectivas

Si Hernández va a juicio, sería el primer expresidente en encontrarse ante un tribunal de Estados Unidos acusado de narcotráfico, después del expresidente de Panamá, Manuel Noriega, quien fue condenado en un tribunal de Florida en abril de 1992.

Si Hernández es declarado culpable de tráfico de armas y drogas, podría enfrentar una sentencia de cadena perpetua en una prisión de Estados Unidos. Su hermano Tony fue condenado a cadena perpetua, al igual que el narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez.

compartir icon icon icon

¿Este contenido fue útil?

Queremos seguir robusteciendo la base de datos más extensa sobre crimen organizado de América Latina, pero para eso necesitamos recursos.

DONAR

What are your thoughts? Click here to send InSight Crime your comments.

We encourage readers to copy and distribute our work for non-commercial purposes, with attribution to InSight Crime in the byline and links to the original at both the top and bottom of the article. Check the Creative Commons website for more details of how to share our work, and please send us an email if you use an article.

¿Este contenido fue útil?

Queremos seguir robusteciendo la base de datos más extensa sobre crimen organizado de América Latina, pero para eso necesitamos recursos.

DONAR

Contenido relacionado

DELITOS AMBIENTALES / 6 JUL 2021

El futuro de una controvertida carretera en Honduras, que se cree que es un conducto para el tráfico de drogas,…

COCAÍNA / 16 FEB 2021

Valle es un importante punto de tránsito de la cocaína que es enviada de Suramérica a Honduras, y que va…

COCAÍNA / 10 MAY 2022

El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández se declaró inocente de cargos de narcotráfico el mismo día en que un…

Sobre InSight Crime

LA ORGANIZACIÓN

Amplia cobertura de nuestra crónica sobre el guardaespaldas de un cartel

23 SEP 2022

Nuestra reciente investigación, El ‘guardaespaldas’ de un cartel en Tierra Caliente de México recibió una amplia cobertura mediática,…

LA ORGANIZACIÓN

Panel sobre pesca ilegal en América Latina y el Caribe

19 SEP 2022

El pasado viernes 9 de septiembre, InSight Crime y el Centro de Estudios Latinoamericanos y Latinos (CLALS), de American University, llevaron a cabo un panel en…

LA ORGANIZACIÓN

Impacto en los medios de comunicación

9 SEP 2022

La primera investigación de InSight Crime sobre República Dominicana tuvo impacto inmediato en los medios de comunicación dominicanos, y los principales medios de noticias del país, como …

LA ORGANIZACIÓN

Una empresa criminal en alta mar

12 AGO 2022

La semana pasada, InSight Crime publicó la segunda parte de una amplia investigación sobre la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) en las aguas de nueve países latinoamericanos.

LA ORGANIZACIÓN

El saqueo de los océanos en Centroamérica y el Caribe

5 AGO 2022

La semana pasada, InSight Crime publicó la primera entrega de una investigación de nueve partes que devela las profundidades ocultas de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR)…